Saltar al contenido principal
1 January 2021 Caso de estudio
This article is available in: Español

Assistance Publique – Hôpitaux de Paris (AP-HP), Francia

El reto

Mejorar la productividad general, apoyar los objetivos de reestructuración y modernización del grupo hospitalario.

El resultado

Una solución armonizada para el proveedor de atención médica, aumentando la eficiencia de sus servicios de laboratorio.

Perfil del cliente

37 hospitales

121 laboratorios

90.000 empleados

Paris, Francia

Assistance Publique – Hôpitaux de Paris: Hacia una información más compartida

“Sin el sistema de gestión de laboratorio, no podemos hacer ni un análisis”, bromea el profesor Eric Lepage, director del Centro de Competencias y Servicios (CCS) del Sistema de Información de Pacientes de AP-HP. “Si bien la automatización de los análisis puede ahorrar mucho tiempo, es necesario que esté integrada en un proceso productivo general. Y para eso, hay que compartir los recursos y la información. El sistema GLIMS tiene que cumplir este requisito, adaptándose a nuestra reestructuración y desempeñando una función importante en los objetivos de modernización general de AP-HP. Las herramientas informáticas deben obedecer a esta estrategia.”

El mayor grupo de hospitales de Europa

Assistance Publique – Hôpitaux de Paris (AP-HP) es el hospital universitario de la región de Ile de France, considerado el más importante del país galo. Esta institución, que presta servicio a una zona urbana de más de 11,5 millones de habitantes, es también una empresa sanitaria única. ¿En qué sentido? “En el volumen que manejamos, somos el primer centro médico de Europa”, explica el profesor Lepage; es decir, en cuanto al número de hospitales (treinta y siete en la actualidad, incluidos tres hospitales provinciales y una agencia de asistencia a domicilio), la cantidad de camas (más de veintidós mil) y el número de pacientes. “AP-HP tiene alrededor de un millón de hospitalizaciones y cuatro millones de consultas al año. El 50% de los franceses pasa por AP-HP al menos una vez en la vida.” La plantilla es de casi noventa mil personas. Para garantizar la proximidad geográfica y ofrecer a los pacientes una atención sanitaria coherente y homogénea, las instalaciones se organizaron en doce grupos de hospitales, que debían compartir la administración y la logística.

AP-HP también tiene 121 laboratorios, que, repartidos por los grupos de hospitales, cubren todas las especialidades: biología, genética, bioquímica, parasitología, toxicología, farmacología, etc. Estos llevan a cabo no solo los análisis rutinarios, sino también actividades muy sofisticadas, dentro del mismo laboratorio, sobre todo en el ámbito de la investigación.

“Un entorno como este requiere homogeneización y estandarización para ser eficaz”, continúa el profesor Lepage. “Sería imposible si cada centro trabajara por su cuenta.”

MIPS entró en contacto con AP-HP antes de 2005, cuando se presentó a un concurso para tres hospitales con el sistema GLIMS. Las prestaciones de GLIMS lo diferenciaban de la competencia, en especial por las posibilidades de configuración (con un lenguaje de programación interno), que le permitían cubrir todas las especialidades de los laboratorios (cuarenta y cinco mil análisis diferentes), así como por la capacidad de integración, tanto con los equipos de laboratorio como con los archivos de los pacientes. “La versatilidad de GLIMS fue un factor clave”, apunta el profesor Lepage. “La decisión de trabajar con MIPS se basó en los aspectos funcionales: GLIMS era mejor que los otros.” En 2006, MIPS ganó dos nuevos concursos, esta vez para tres grupos de hospitales (un total de siete centros). En 2007, se sumaron otros ocho hospitales, luego otros cinco a través de una ampliación de contrato, con lo que el número total de centros de AP-HP que usan GLIMS asciende a veintitrés.

Pero lo que diferencia de verdad a GLIMS, aparte de ser uno de los pilares de su integración en la política de modernización de AP-HP, es la capacidad que tiene el sistema de compartir infraestructuras y recursos, sobre todo durante la creación de los grupos de hospitales. GLIMS, que está diseñado para funcionar en ubicaciones distintas, permite a cada grupo de hospitales en el que está instalado (doce en total) compartir información y usar una sola base de datos, lo que elimina la duplicación y multiplicación de recursos. Esta evolución no estaba prevista en un principio, pero ha sido posible gracias a la arquitectura del sistema.

Del marco a la implantación

En la actualidad, casi ochenta de los ciento veintiún laboratorios ya están equipados con GLIMS, a través de un plan metódico llevado a cabo por el CSS del Sistema de Información de Pacientes de AP-HP, dirigido por el profesor Lepage. De acuerdo con este plan, y tras concluir la fase inicial de definición del marco de trabajo, se inició la fase de diseño, que incluía establecer un sistema central común a todas las especialidades y un catálogo de análisis biológicos compartido por todos los laboratorios de AP-HP. Este sistema central (que abarca aproximadamente el 80% de todos los análisis) puede ampliarse, si es necesario, para determinados laboratorios, como el de genética por ejemplo. El sistema GLIMS de los grupos de hospitales está centralizado e instalado en un servidor compartido del departamento informático de AP-HP.

Todos los resultados de GLIMS se transfieren al archivo del paciente de AP-HP y al registro electrónico de pacientes (REP). En lo que se está trabajando ahora es en poder integrar en GLIMS las peticiones electrónicas desde el archivo del paciente.

MIPS instaló el sistema y luego se hizo cargo del funcionamiento el equipo de quince personas del profesor Lepage, formado tanto por especialistas médicos como por profesionales informáticos. “AP-HP quería gestionar el sistema informático con su propio personal cualificado. Eso es fundamental en el ámbito médico”, destaca Lepage.

Según la ley francesa de sanidad pública, todos los laboratorios deberán acreditarse antes del 1 de noviembre de 2016 para poder seguir desarrollando su actividad. “Esta acreditación certifica que los laboratorios son capaces de realizar análisis con una seguridad total para el paciente”, concluye el profesor Lepage. “En este sentido, es evidente que los sistemas de gestión del laboratorio, en este caso GLIMS, contribuyen de manera decisiva a la seguridad y la calidad de los análisis.”

Soluciones y ventajas

Soluciones:

  • Cobertura funcional de todos los tipos de análisis de laboratorio: bioquímica, hematología, inmunología, farmacología, toxicología, etc.
  • Grandes prestaciones: velocidad, rendimiento, configuración y arquitectura flexibles, capacidad de ampliación, automatización, etc.
  • Sistema progresivo y apto para varias ubicaciones que usa una única base de datos.
  • Integración con sistemas de información mediante estándares del sector.
  • Trazabilidad total, una ventaja importante para conseguir la acreditación que deben obtener los hospitales franceses.

Ventajas:

  • Mejora la calidad del trabajo del personal de laboratorio gracias a un sistema moderno, seguro y repleto de funciones.
  • Permite compartir recursos y datos entre laboratorios, lo que fomenta la rentabilidad, de acuerdo con el objetivo de reestructuración y modernización de AP-HP.
  • Elimina obstáculos y facilita la coordinación y el intercambio de buenas prácticas, lo que contribuye a mejorar el rendimiento y la calidad de la atención al paciente.
  • Proporciona un único punto de acceso al registro de diagnóstico del paciente.
  • Admite la estandarización de los intercambios dentro de las aplicaciones del sistema de información.

GLIMS responde perfectamente a las necesidades de intercambio de información y de sistemas abiertos que tienen los laboratorios, lo que además contribuye en gran medida a los objetivos de reestructuración y modernización de AP-HP.

Profesor Eric Lepage, director del Centro de Competencias y Servicios Centre